FUNDACION CERMI MUJERES en las redes sociales

  • Ir a Cermi en twitter.

Generosidad

miércoles, 01 de febrero de 2017Generosidad Nº21 - Febrero 2017

Boletín digital informativo sobre género y discapacidad

Banner: convención internacional sobre derechos de las personas con discapacidad. Abre en ventana nueva.

Editorial

Construyendo mujeres y hombres desde la infancia

01/02/2017

La Fundación CERMI reclama una reflexión sobre cómo los modelos de género basado en la inequidad afectan a los niños y niñas con discapacidad

La Fundación CERMI Mujeres, a través del Convenio de Colaboración celebrado con ONCE, viene desarrollando en los últimos meses ciclos de formación sobre igualdad de género y prevención de violencia dirigidos al alumnado del Centro de Recursos Educativos (CRE) en Madrid. Se trata de una interesante iniciativa para fomentar la toma de conciencia entre las y los jóvenes estudiantes de la existencia de estereotipos en torno a lo que significa ser hombre o ser mujer en la sociedad actual y las desigualdades que estas diferencias siguen acarreando para las mujeres. Como elemento característico de estas formaciones destaca la conexión que se realiza entre la discriminación de género y la discriminación por discapacidad.

Detalle del artículo publicado por el SciencieResulta más que evidente que la interiorización de estereotipos de género se produce desde edades bien tempranas y es un proceso que afecta a todas las niñas y niños, independientemente de su clase social, etnia, origen, religión o discapacidad. 
 
La socialización de los géneros se produce desde los primeros años de vida y supone un  proceso de aprendizaje cultural de los roles que van a corresponder a niños y niñas, a mujeres y hombres en las sociedades patriarcales. Lo considerado “masculino” y “femenino” queda de esta manera circunscrito a formas de comportamiento, actitudes, expectativas, etc., que se proyectan sobre niños y niñas y que quedan reflejados en sus juegos y juguetes, en su ropa, en la elección de colores, en la promoción de ciertos gustos y destrezas.  
 
Los seres humanos van construyéndose como hombres y mujeres a partir de un entorno que no permite desarrollar identidades diversas, ni tampoco deja resquicios para realizar una crítica al sistema sexo-género. Se consolida así una única forma de generar identidad a partir del dimorfismo sexual,  dicotomía que se considera inamovible e incuestionable, y que además, sitúa a las mujeres en un plano de subordinación. 
 
Recientemente, ha salido a la luz un estudio publicado en revista 'Science' que analiza cómo se construyen los estereotipos de género en la temprana infancia. Este estudio demuestra que las mujeres comienzan a sentirse menos inteligentes que los hombres desde los primeros años de vida. La inteligencia está ligada a lo masculino. 
 
Símbolo de hombre y mujerUna de las pruebas realizadas en el marco de esta investigación consistía en narrar una historia acerca de una persona muy inteligente sin precisar si se trataba de una mujer o un hombre. Las niñas y niños de cinco años atribuyeron de igual manera su propio sexo a la persona. Sin embargo fueron muchas menos las niñas de seis y siete años que identificaron como mujer a esta persona inteligente. Queda claro que este proceso no se detiene en la etapa de la infancia sino que se consolida y agudiza lo largo de los años, con profundas implicaciones. 
 
Queda aún pendiente realizar una reflexión de cómo estos modelos de género basados en la inequidad afectan a las niñas y a los niños con discapacidad cuando se ponen en contacto con los estereotipos acerca de la discapacidad en una sociedad “capacitista”, que sitúa todavía modelos corporales y funcionales estándar como único canon válido.   
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.