FUNDACION CERMI MUJERES en las redes sociales

  • Ir a Cermi en twitter.

Generosidad

Generosidad Nº49 - Septiembre 2019Generosidad Nº49 - Septiembre 2019

Boletín digital informativo sobre género y discapacidad

Noticias

La situación de la mujer con daño cerebral adquirido en España

02/09/2019

Fedace (Federación Española de daño Cerebral) presentó, el pasado 22 de julio, su estudio titulado “La situación de las mujeres con daño cerebral adquirido en España en el espacio CERMI Mujeres y contó en la mesa inaugural con la presencia de Isabel Caballero, Coordinadora de la Fundación CERMI Mujeres, Amalia Diéguez, Presidenta de Ateneu Castellón, Mar Barbero, Directora y gerente de Fedace y Jesús Celada, director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad quien describió al daño cerebral adquirido, a la salud mental y al autismo como las discapacidades emergentes que afectan cada vez a más personas, faltando mucho conocimiento al respecto.

Momento de la presentación del estudio titulado “La situación de las mujeres con daño cerebral adquirido en España en el espacio CERMI Mujeres Quezada indicó que en 2017 se contabilizaron hasta 106.641 altas por ictus, de las que el 46% correspondieron mujeres. Respecto a las lesiones cerebrales, se registraron 24.334 altas, con un 44% de mujeres. Según Quezada, hasta el 92 por ciento de las mujeres que sufre DCA presenta dificultades para realizar actividades básicas, lo que disminuye notablemente su calidad de vida.
 
Por otro lado, afirmó que el riesgo de sufrir DCA aumenta en mujeres de más de 65 años, lo que además dificulta la inclusión laboral. Finalmente, destacó que un 36,4 por ciento de las mujeres vuelve al trabajo tras sufrir la lesión, frente al 37,3 por ciento de los hombres.
 
El estudio de Fedace ha sido elaborado con la asistencia técnica de Martha Quezada, de la consultoría Intersocial, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y forma parte del Observatorio de Daño Cerebral de Fedace.
 
El propósito que tuvo este estudio fue analizar la situación del daño cerebral en España y para ello, se utilizaron indicadores sociodemográficos, apoyándose en monográficos editados por Fedace, correspondientes a los años 2016 y 2017.
 
El estudio realiza una aproximación de la situación a partir de los datos de la encuesta EDAD (INE, 2008). Se establece que “en España residen 220.330 mujeres con Daño Cerebral Adquirido (DCA). Esto supone el 52,5% de la población total con DCA (420.064 personas). El 71,9% de estas mujeres está por encima de los 65 años frente a un 28,1% de mujeres que se encuentra por debajo de esa edad. Esta estructura de edad cambia en los varones con DCA, donde el 42,6% es menor de 65 años.” En este aspecto, se deja en evidencia que el género es una variable relevante y crucial.
 
Asimismo, recoge que el 89% de las personas con DCA presenta alguna discapacidad para las actividades básicas de la vida diaria. Este porcentaje aumenta hasta el 92% en las mujeres. El 52% de las personas necesita recibir ayuda, ya sea ayuda técnica o asistencia personal. 
 
En esa misma línea, se observa que las mujeres solicitan en menor medida, en comparación con los hombres, el reconocimiento administrativo de la discapacidad. Situación que se puede explicar debido a la mayor edad, motivos culturales y/o como la tradicional relegación de las mujeres de los espacios públicos.
 
Entre otras cuestiones, se concluye que entre las personas con DCA, las mujeres presentan una mayor tasa de analfabetismo que los varones.
 
Además, las mujeres con DCA, según este estudio, perciben que los ámbitos en los que más empeorado su calidad de vida es en relación a la salud, bienestar emocional y su situación laboral, mientras que los varones perciben como primer aspecto el de la situación laboral, situación económica y bienestar emocional. 
 
Se aportan también algunos datos clave sobre la inclusión social de las mujeres con DCA, sobre todo respecto a la educación, empleo, estado de salud y las situaciones de discriminaciones a las que se enfrentan con una mayor frecuencia que los hombres con DCA. En definitiva, esto muestra una percepción que se corresponde con la discriminación múltiple o interseccional por el hecho de ser mujeres con discapacidad. En relación a esto, el estudio recoge una mayor percepción de discriminación por parte de las mujeres con DCA que los varones con DCA. 
 
  • facebook
  • twitter
  • linked in
  • enviar a un amigo
  • imprimir noticia
  • Logotipo de la Fundación ONCE. Abre una ventana nueva.
  • CERMI. Innovación social en discapacidad. Abre una ventana nueva.